Nuevos cebos Fran Requejo Enero 2017

Jornada de carpishing para realizar un testeo de las nuevas bolas que está elaborando Fran Requejo de Monte la Reina con el fin de probarlas en condiciones de invierno y en un escenario en el que últimamente las capturas han disminuido de forma significativa y un buen día se salda con una media de 5 capturas, en el mejorde los casos.

 





Condiciones:
Sol y nubes
Agua ................ 6 grados
Temp ............... min -4, máx. 8 grados
viento .............. 4 k/h

   

En principio condiciones bastante favorables para la pesca en invierno y tratándose de una sesión exprés propicias para la prueba de unos boilies solubles de disolución media.

Los boilies que vamos a probar están básicamente compuestos por una boilie soluble con base de krill y un recubrimiento muy elaborado y artesanal que requiere de mucho trabajo y paciencia, así que no esperéis ver estos boilies en bolsas de kilo ya que su misión es la de servir solo como boilies de anzuelo, luego ya cada uno adecua el cebado al cebo pertinente.

  

La mañana amaneció bastante fría ( -4 ) y la actividad era muy escasa por eso elegí un puesto que me iba a proporcionar un colchón de profundidad de 6 a 9 metros con un lecho de piedras sueltas que provocan bastantes enganches y perdidas pero son un lugar en el que les gusta estar a nuestras amigas, encuanto al cebado procure hacerlo de una manera frugal y así dejar que la nube que produce el boilie haga su trabajo y con esta premisa colocamos las 4 posturas, 2 de Luci y 2 mías bastantes juntas y a la misma distancia de la orilla.

A las 8 de la mañana todas las cañas estaban dispuestas para la prueba. La primera no tarde demasiado en picar, habían pasado 30 min más o menos y una pequeña glotona no quiso perderse un boilie de maíz, a continuación nada más devolver la captura otra volvió a sorprendernos, ya de mejor porte y esta vez al de crisálida y otra vez volvió a ocurrir nada mas soltarla esta vez al krill puro pero no fue posible llevarla hasta la orilla ya que se soltó.

 

La cosa se calmó un poco ya que con 3 cañas fuera llevaría algo de tiempo tenerlas en acción, las picadas se iban sucediendo una vez a uno u otro boilie hasta que a las 2:45 las picadas se detuvieron y  pudimos comernos unos pollos asados que un amigo había traído del pueblo. Durante toda la comida y parte de la siesta no hubo ninguna picada, 2 horas completas pero como si de un horario programado se tratara igual que se fueron, volvieron las picadas y de nuevo el maíz fue el protagonista, pero el que mejor se portó de largo durante la tarde fue el de canela.

No puedo decir exactamente cuál fue el ganador de ellos ya que se repartieron equitativamente las picadas diciendo mucho de la calidad de estos cebos, los cuales voy a valorar como
¡excelentes!